sábado, 17 de enero de 2015

Europa elimina el coche de sus centros

Actualmente uno de los principales problemas de las grandes urbes a nivel mundial es el vehículo privado. Ese buen amigo que nos acompaña un día si y otro también en nuestro día a día, está convirtiendo las ciudades en un lugar inhabitable e insostenible. Contaminación del aire, problemas de espacio, ruido y un largo etcétera de contras están detrás de este medio de transporte.
En Europa numerosos países intentan desde hace décadas reducir el número de vehículos del centro de las ciudades de diferentes formas, disminuyendo de esta forma el espacio destinado para el coche y aumentándolo para el peatón y otros medios de transporte.

En esta entrada de Ingrenovables se va a realizar un análisis de las diferentes formas de reducir el número de vehículos que se han realizado y se realizan actualmente en Europa. 



ESPAÑA

Madrid

El Ayuntamiento de Madrid cerró al tráfico desde el pasado 1 de Enero una superficie de 190 hectáreas en el corazón de la capital, por la que sólo podrán circular los coches de los residentes. Los barrios de Sol y Palacio se sumarán así a los de Cortes y Embajadores para conformar un área total de 352 hectáreas de tráfico restringido. Esta Área de Prioridad Residencial (APR), según su denominación municipal, tendrá un coste de mantenimiento de 500.000 euros anuales


Áreas de Prioridad Residencial en Madrid


Los vehículos no residentes en esta área podrán estacionar en la misma sólo en los 13 aparcamientos encerrados en el perímetro. Sin embargo esta área estará altamente vigilada por 22 cámaras de seguridad y se castigarán con multas a aquellos vehículos que entren en el perímetro y finalmente no aparquen en los estacionamientos habilitados.
Las motocicletas tendrán acceso libre de siete de la mañana a diez de la noche, y las furgonetas que lleven mercancías a los comercios del área podrán entrar los días laborables de diez de la mañana a una del mediodía.
Estas medidas forma parte de un Plan de Movilidad aprobado antes del verano que, con el objetivo puesto en el año 2020, pretende desterrar progresivamente el uso del vehículo privado de la almendra central de la capital (la superficie de 5.000 hectáreas limitada por la autovía M-30) con medidas de “discriminación positiva” a favor de transporte público, bicicletas y peatones. Algunas de estas medidas son  elevar el precio de los parquímetros para los coches más contaminantes y en las zonas más congestionadas de la ciudad, y reducir los límites de velocidad en las vías de entrada a la almendra central. Además, se potenciará el uso de la grúa y se aumentará el número de radares de velocidad.



Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona quiere reducir el peso del vehículo privado y, si en 2013 representaba el 26,66% de todos los desplazamientos que se hicieron en la capital catalana, en 2018 quiere situar este porcentaje en el 21,06%.


La principal recomendación que propone el Plan de Movilidad es el control de los aparcamientos. El director del Àrea de Movilidad del Ayuntamiento, Adrià Gomila, explicó que hay que conseguir que “sea más caro” aparcar en superficie —es decir en la zona azul o el área verde— que en las plazas subterráneas. En este sentido, el documento advierte que es necesaria “una estrategia de precios conjunta”, entre los aparcamientos subterráneos y los que hay en la vía pública para lograr cambiar los hábitos de movilidad.
La segunda gran recomendación del plan para reducir las emisiones hasta 2018 son las cinco supermanzanas que el Ayuntamiento quiere poner en marcha. En estos espacios solo se impedirá el tráfico de transporte privado “algunos fines de semana”, se confía que esta medida redistribuirá  el tráfico por las calles del entorno, creando así cinco pulmones en la ciudad. Independientemente del éxito medioambiental de esta medida, el gran problema que plantea es que las supermanzanas se irán desplegando como prueba piloto en los próximos cuatro años, según el propio Ayuntamiento, de manera que difícilmente ayudarán a mejorar las emisiones en 2018.


Esquema de supermanzanas


La tercera recomendación es la mejora del transporte público. La medida estrella del Ayuntamiento en esta materia es la nueva red de autobuses aunque su afectación será solo de un 0,3%, según los cálculos del propio Consistorio.
Otros propósitos del consistorio son reducir en un 20% los accidentes de tráfico y que la reducción del uso vehículo privado permita que la capital catalana cumpla con las normativas europeas referentes en calidad del aire que en la actualidad se siguen incumpliendo.




ALEMANIA

Desde 2008 es preciso tener una placa identificativa medioambiental, imprescindible para acceder a la Umweltzone (Zona ambiental), es decir, a las zonas verdes de las grandes ciudades alemanas.

En el caso de Berlín ésta se encuentra dentro del anillo que delimita el centro e incluye los barrios Mitte, Charlottenburg, Friedrichshain y Kreuzberg. Los vehículos sin placa ambiental que circulen por la zona restringida son multados con 40€ y un punto en el carnet, aún si el vehículo no sobrepasa los valores de emisión permitidos. El sticker necesario para transitar el área restringida cuesta 6€ para vehículos alemanes y 12.50€ para los extranjeros.


Zona ambiental de Berlín

Pese a que a diario se usa poco el vehículo particular, y las campañas incentivan el transporte público, en Berlín y otras ciudades alemanas se han ampliado las zonas de circulación residencial, donde no se circula a más de 30 km/h. Dentro del perímetro urbano, además, es necesario llevar una distintivo adhesivo que confirma la calidad de los humos emitidos por el escape del motor. En el centro de algunas ciudades se ha restringido el aparcamiento, total o parcialmente.
Entre otras iniciativas, el club automovilístico ADAC ha logrado que a partir de 2011 se extienda la práctica del intercambio de matrículas y seguros entre vehículos de una misma casa, como ya se hace en Austria y Suiza



Hamburgo

El Hamburgo de 2034 no tendrá coches circulando por el 40% de su territorio. Esta es la propuesta que pretende llevar a cabo la ciudad para eliminar de raíz el problema de las emisiones que en estos momentos supone un serio tema de discusión para la segunda ciudad más poblada de Alemania.


La ejecutiva de la ciudad ha dibujado un plan de erradicación del automóvil en un plazo de 20 años que afectará al 40% de la ciudad. Dicho plan pretende impulsar un proyecto de regeneración del centro de la ciudad a través de zonas verdes donde el transporte público y la bicicleta será los únicos sistemas de transporte permitidos. La medida tiene un plazo de hasta 20 años para convertirse en realidad, haciendo de 2034 la fecha final para eliminar hasta el último coche.



Reestructuración de Hamburgo

Esta reestructuración de la ciudad a través de un plan verde es la aportación de Hamburgo para abordar el cambio climático a partir de un proyecto que irá desde el centro de la ciudad hasta los alrededores. El objetivo es construir una red que comunique parques, áreas recreativas, zonas para niños, jardines y otros centros, por medio de caminos verdes, sin necesidad de viajar en coche y motivando a las personas a trasladarse en bicicleta.



Reestructuración de Hamburgo




FRANCIA

París se suma a la iniciciativa de prohibir el acceso a los coches en el centro histórico, convirtiendo el centro histórico en una zona semipeatonal. Al igual que otras otras ciudades europeas, la capital francesa ha elaborado un plan para aliviar la congestión del tráfico y la intensa contaminación en sus calles.

La capital francesa ha anunciado un nuevo plan que tiene como principal objetivo reducir el número de coches en la capital para atajar uno de sus grandes problemas: la contaminación, convirtiendo el centro histórico en una zona semipeatonal donde sólo estará permitido el paso a residentes, bicicletas, autobuses, taxis y vehículos de emergencia.Una medida que se aplicaría, en principio, sólo los sábados y domingos, pero que prodría extenderse a lo largo de toda la semana.
Entre otras medidas encaminadas a favorecer una movilidad sostenible, destaca la inversión de cien millones de euros para ampliar la red de carriles bici o la nueva flota de bicicletas para niños  de Vélib, el servicio público de alquiler de bicicletas.



Tráfico habitual en el Arco del Triunfo


En París una de las iniciativas para reducir la contaminación que produce el tráfico fue la instalación del globo aerostático permanente sobre el parque André-Citroën, visible a 40 Km, que torna de color rojo a verde en función del grado de contaminación. En marzo de este año, los niveles de polución de la ciudad alcanzaron máximos históricos. Para contrarrestarlo, la ciudad aplicó una prueba de un día a sus ciudadanos: Solo podían circular los vehículos con matrícula impar en todo el perímetro definido, no pudieron entrar los camiones de más de 3,5 toneladas, salvo los de la basura o los frigoríficos de aprovisionamiento alimentario y solo se dejó salir sin restricciones a los vehículos limpios (eléctricos, híbridos o con propulsión de gas). La infracción a la norma se pagaba con una multa de entre 20 y 50 euros y, para incentivar todavía más a los parisinos, los viajes en metro y autobús fueron gratuitos durante varios días. La Ley ZAPA prohibe la entrada de los 4x4, coches diesel antiguos y grandes camiones al casco urbano. En unos 10 años, el ex acalde socialista Bertrand Delanoë (2001-2014) le quitó 75 hectáreas de terreno a los coches para dárselo a los peatones, las bicis y otros medios ‘limpios’.


Prohibición de circulación de matrículas pares en París




REINO UNIDO

Para lidiar con el tráfico en el centro, Londres aplica la tasa de congestión, un cargo cobrado a los vehículos de motor que operan dentro de la Zona de Peaje o Congestion Charge Zone (CCZ) rodeada por la London Inner Ring Road, en el centro de la ciudad, de lunes a viernes entre las 07:00 y las 18:00. No se cobra los fines de semana, días festivos o entre el día de Navidad y el día de Año Nuevo. El cobro estándar es de £ 11.50 (14.6 euros) por día para cada vehículo que se desplace dentro de la zona, con una pena de entre £ 65 (82 euros) y £ 195 (247 euros) impuesta a quien no lo pague. El cobro está basado principalmente en el reconocimiento de matrículas. Hay, sin embargo, excepciones. Los vehículos con 9 o más asientos, moto-triciclos, y vehículos de recuperación de carretera no pagan la tarifa, mientras que las personas que residen dentro o cerca de la zona pueden aplicar a un descuento del 90%. de la tarifa.



Congestion Charge Zone (CCZ)


Tras una visita a Yakarta (Indonesia), en la que a partir de las seis de la mañana la capital se cierra al tráfico los domingos,  Boris Johnson el alcalde de Londres, está valorando seriamente la idea: “Me quedé asombrado por la popularidad del día sin coches allí”, explicó Johnson para The Independent, “Es una idea muy interesante que consultaremos con Trasnport for London”.
Aunque no es una medida novedosa (en Bristol dos carreteras están cerradas al tráfico motorizado los fines de semana), sí es un gran paso en una urbe de la magnitud de Londres. Una ciudad que, en el último año, ha reducido la velocidad máxima en sus calles a 32 km/h o sigue invirtiendo en infraestructura ciclista, con nuevos proyectos como el carril bici flotante del Támesis.

Boris Johnson, alcalde de Londres

SUECIA

Estocolmo fue la pionera con el establecimiento de una zona de tráfico limitada en 1996. Desde Agosto de 2007, después de un referendum a sus ciudadanos, todas las entradas y las salidas del área de tráfico limitado han estado provistas de puntos de control automáticos que funcionan con un sistema de reconocimiento del número de matrícula. Todos los vehículos en entrada o en salida del área de pago, con pocas excepciones, tienen que pagar entre 10 y 20 Skr (1 o 2 euros) en base a la hora de acceso entre las 06:30 y las 18:30. El importe máximo por vehículo al día es de 60 Skr. El pago puede ser efectuado de varios modos pero rigurosamente dentro de 14 días y no es posible pagar en los puntos de control. Se trata del Impuesto de congestión de Estocolmo (O Trängselskatt i Stockholm, en sueco), un sistema de peajes urbanos que busca reducir la congestión de tránsito y disminuir la contaminación ambiental (atmosférica y acústica) en el centro de la ciudad. Los fondos recaudados se utilizan para la construcción de nuevas vías.



Sistema de peaje urbano de Estocolmo



ITALIA

En Italia han restringido el acceso a los centros antiguos de las principales ciudades, con el propósito de preservar su patrimonio histórico. El área restringida es llamada Zona de Tráfico Limitado (ZTL), donde solo pueden entrar los vehículos con permisos especiales, generalmente otorgados a los residentes, personas que trabajan en el área restringida y huéspedes de hoteles. En muchos casos se cuenta con sistemas de vigilancia automática para control el acceso y multar a los transgresores. En general, la restricción aplica solo de lunes a viernes en el horario comercial, aunque a veces se utiliza el sistema de circulación de acuerdo al último número de la placa, prohibiendo el paso a aquellos vehículos que terminen en número par o impar, dependiendo de la ocasión.


Zona de tráfico limitada en Roma

Además otras medidas a tener en cuenta, debido a los altos niveles de contaminación, algunas ciudades prohíben el tráfico y decretan el “domingo a pie”. Así ocurrió, entre polémicas, en los últimos domingos en Milán, Turín y Nápoles.


Zona de tráfico limitado en Turín



GRECIA

Desde 1982 el tránsito de automóviles fue restringido en el área central de Atenas, denominada Dactylios en griego, la cual coincide con el anillo interior de circunvalación del área metropolitana. El objetivo principal de la medida fue disminuir los altos niveles de contaminación del aire, producidos por la extrema congestión de tránsito de aquella época y por las condiciones meteorológicas del valle donde se ubica la ciudad. El sistema restringe la circulación de lunes a viernes en forma alternada para los vehículos con matrícula terminada en números par e impar. Actualmente están exentos del racionamiento los autobuses, taxis, motocicletas, bicicletas, los vehículos de alquiler y los visitantes con matrícula extranjera.



Tráfico en las calles de Atenas



Si os ha gustado este post seguramente le interesen estas otras ingrenovables entradas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada